sábado

Como duele fingir estar bien


Una vez acostumbrada a que el dolor vive contigo cada día, a cada hora, a cada minuto; una vez ya controlas que es lo que tienes que hacer al levantarte, cómo moverte, cómo sentarte, en definitiva como vivir con tu dolor, te llega otra lucha mucho más dura de llevar: la incomprensión laboral.

Intentas seguir con tu relación laboral de la mejor forma posible sin que se note que estás fatal y aún así y aunque consigas superar el dolor te encuentras aislada, controlada, incomprendida... ya no eres válida para trabajar a los ojos ajenos, aunque pases tus temporadas buenas de dolor, tienes que estar sana para poder trabajar.... una injusticia como otra cualquiera de esta sociedad.

Un consejo a los que me leéis y trabajáis fuera de casa como yo: Nunca digáis que estáis enfermos, nunca mencionéis la palabra fibromialgia.... inventaros cualquier otra enfermedad "temporal" al fin y al cabo no tenéis ninguna obligación de contarlo.

Haced como yo, fingir estar bien.... Como duele fingir estar bien!!!!