sábado

Como duele fingir estar bien


Una vez acostumbrada a que el dolor vive contigo cada día, a cada hora, a cada minuto; una vez ya controlas que es lo que tienes que hacer al levantarte, cómo moverte, cómo sentarte, en definitiva como vivir con tu dolor, te llega otra lucha mucho más dura de llevar: la incomprensión laboral.

Intentas seguir con tu relación laboral de la mejor forma posible sin que se note que estás fatal y aún así y aunque consigas superar el dolor te encuentras aislada, controlada, incomprendida... ya no eres válida para trabajar a los ojos ajenos, aunque pases tus temporadas buenas de dolor, tienes que estar sana para poder trabajar.... una injusticia como otra cualquiera de esta sociedad.

Un consejo a los que me leéis y trabajáis fuera de casa como yo: Nunca digáis que estáis enfermos, nunca mencionéis la palabra fibromialgia.... inventaros cualquier otra enfermedad "temporal" al fin y al cabo no tenéis ninguna obligación de contarlo.

Haced como yo, fingir estar bien.... Como duele fingir estar bien!!!!

Imprime esta entrada

8 comentarios:

Elenna dijo...

Acabo de llegar a ti por tu blogde cocina, y decirte que yo te entiendo perfectametne, mi papa padece fibromialgia, lleva cerca de 20 años sufriendola....
Decirte que tu blog me ha parecido estupendo!!!
Mucho animo y un beso!

Anna dijo...

Elena, gracias corazón por tus palabras.
Cuida mucho de tu papa, a veces hacemos ver que estamos de miedo para no hacer sufrir a los demás. Mimale mucho, es lo que más nos reconforta.
Un beso cielo.

pimposa dijo...

No hay derecho tener que figir, aunque yo a veces también lo hago lo que pasa es que soy como dice mi gente un libro abierto...a veces pienso que teniamos que desirlo y bien alto haber si así nos hacen caso....el último caso que conozco es de una chica de 18 que lleva mal desde los 14 y al final le han dicho que es fibro. Yo no sabía que podía empezar tan pronto..
Bueno sólo decirte que me gusta tu bloc y que ánimo no perdamos la esperanza

Uuuuueeeee!!! dijo...

Realmente leerte canvia la vision que se puede tener de la enfermedad si no la padeces, mi madre tiene fibro y es muy duro, tanto para ella como para las personas que estamos a su alrededor y la queremos. Lo mas fuerte es que ella sabe que está mal, no puede con su alma, pero no lo acepta, exprime cada momento al máximo, mucho mas de lo que puede, y eso la deja que no puede con su alma.
Es muy duro intentar ayudar a una persona y que no se deje, o ver que se está machacando hasta no poder mas y no poder hacer nada porque no deja ayudar.
Me alegra mucho que escribas de tus males y alegrias vistas desde el punto de la fibro, ya que así puedo entender un poco mas a mi madre.
Muchas gracias por tu ayuda.

Anna dijo...

Pimposa, ánimo esta es una enfermedad dura tanto fisica como psicologicamente, pero hay que tirar para adelante como sea, cueste lo que cueste.
Un besito guapa.

Anna dijo...

Ueeeeeeee, gracias por tu comentario. Entiendo perfectamente la actitud de tu madre, porque no quiere demostrar que no puede hacer sólo lo justo e intenta hacer cada vez más cosas, deja que haga lo que quiera aunque quede muerta, la actividad ayuda más de lo que piensas, pero si me permites un consejo, mímala, mímala mucho, y habla abiertamente con ella de la enfermedad una vez hayas entendido como se siente ella psíquica y fisicamente comentaselo, eso ayuda más de lo que parece. Saber que los demás nos entienden es un gran alivio.
Un beso guapa.

Anónimo dijo...

Me han diagnósticado fibro desde hace 6 meses y al principio lo asimilé pero ahora no lo puedo aceptar me quiero morir por todos los dolores que tengo, no me puedo levantar de la cama por las mañanas, antes era una persona de que antes de avisarme el despertador me levantaba como una flecha pero ahora me levanto como una tortuga, espero que me deis algún consejo.

Anna dijo...

Anónimo... no me has dejado tu nombre.... a ver, ante todo es muy importante afrontarlo todo lo más tranquilamente que puedas. Hay épocas de mucho dolor y otras que se va tirando. Es muy importante que estés controlada, que tu médico y tu tengáis una buena sintonía y que acierte con la medicación y la dosis.

Te diré que yo hace un año estaba como tu, me moría de dolor y las mañanas eran insoportables.
Ahora estoy mucho mejor, trabajo fuera de casa 8 horas, trabajo en casa pues no tengo ayuda, y hago todo lo que me apetece, cuando me canso paro, luego sigo. No es como antes pero no quiero renunciar a mi vida. Actitud positiva ante todo.
yo tomo Cymbalta 30 mg por la mañana y diazepán por la noche, desde hace un año y además cada mes sin falta voy a un osteópata que me equilibra el cuerpo.
En fin que creo que hay que buscar soluciones alternativas e ir probando lo que te funcione mejor.
Mucho ánimo y si necesitas algo ya sabes donde estoy.
Un beso suave...